Cargando disponibilidad...
Ofertas de viajes y vacaciones    | ¿Necesitas Ayuda? Lu-Vi: 09:30h a 14:00h y de 16:00h a 20:00h / 912 906 865 - 689 910 672
Menu
Viajes Maldivas
no dejes escapar las ofertas
o encuentra otros viajes a tu medida
BUSCAR

Ofertas de viajes a Maldivas

Origen todos
Mes todos
  • Maldivas

    Viajes a Maldivas

    9 Días / 7 Noches
    Aprovecha esta oportunidad con vuelos directos desde Madrid y Barcelona para relajarte en las paradisíacas playas de las Islas Maldivas.
    Vuelos + Hotel + Traslados + Seguros de Viaje + Asistencia Guías

    Madrid y Barcelona De Junio a Septiembre
    desde 1524 €
    29/06/2019 Madrid Lux North Male Atoll
    + INFORMACIÓN

Guía Maldivas

MaldivasMaldivasMaldivasMaldivasMaldivasMaldivasMaldivasMaldivas

Situadas al suroeste de Sri Lanka, en el ecuador, la componen 1.190 islas coralinas que forman un archipiélago de 26 grandes atolones, abarcan 820 kilómetros de norte a sur y 120 kilómetros de este a oeste. 202 están habitadas, 87 son islas exclusivamente vacacionales. Generalmente cálido y húmedo. El sol brilla durante todo el año. La temperatura media ronda los 29-32ºC.

Los atolones de las Maldivas están formados por estructuras coralinas separadas por lagunas. De hecho, los atolones forman parte de una estructura mayor conocida con el nombre de Cresta Laccadives-Chagos, que se extiende en más de 2.000 kilómetros. El punto más alto de las islas está aproximadamente a 2,4 metros sobre el nivel del mar. Las estructuras de los arrecifes en forma de anillo o 'faru' forman los atolones y estos arrecifes son la defensa natural contra la acción del viento y de las olas sobre estas delicadas islas.

No se requiere ningún visado previo para entrar en la República de las Maldivas. Se concede el derecho a entrar a todos los extranjeros a su llegada a los puertos designados para la entrada, con arreglo a los requisitos de inmigración.

Cerca de 270.000 habitantes, según el censo de 1998. El origen de los maldivos se pierde en la antigüedad, pero la historia demuestra que las islas fueron pobladas hace más de 3.000 años. Los primeros pobladores fueron viajeros de la Ruta de la Seda y de la Civilización del Valle del Indus. Afectuosos, amables y hospitalarios por naturaleza, es fácil sentirse cómodo y relajados entre los maldivos.

Una imponente historia y una rica cultura se desprenden de los primeros pobladores procedentes de varias partes del mundo que viajaban por los mares en los viejos tiempos. Las Maldivas han sido un punto de fusión de las diferentes culturas de las gentes procedentes de diversas partes del mundo que llegaron aquí y se asentaron. Por ejemplo, alguna de las músicas y de los bailes locales tiene influencias africanas, con el redoble de los tambores y las canciones en una lengua desconocida pero que seguramente proviene de los países africanos del este. Como cabe esperar, existe una enorme influencia surasiática en la música y en los bailes, y sobre todo en la comida tradicional de los maldivos. No obstante, muchas de las costumbres surasiáticas, sobre todo las relacionadas con las mujeres, por ejemplo la tradición de retirar a las mujeres de la vista pública, no son dogmas de la vida de aquí. De hecho, las mujeres juegan un papel principal en la sociedad, que no resulta sorprendente teniendo en cuenta el hecho de que los hombres pasan todo el día fuera pescando en el mar. Muchas de las tradiciones están enormemente relacionadas con el mar y con el hecho de que la vida depende del mar que nos rodea.

El Dhivehi es el idioma hablado en todas las partes de las Maldivas. El inglés es hablado por muchos maldivos y los visitantes pueden hacerse entender fácilmente en este idioma en la isla principal. El personal de los complejos turísticos habla una amplia variedad de idiomas, entre ellos inglés, alemán, francés, italiano y japonés.

Los bellos monumentos funerarios tallados de algunos de los antiguos cementerios y la delicadas esculturas de la mezquita Hukuru Maiskiiy de Male son testimonio del talento intrínseco de los antiguos escultores de piedra maldivos. Los maldivos son hábiles artesanos que crean bellas piezas trabajadas hechas con la mayoría de las materias primas locales. Muchas de habilidades han pasado de generación en generación y persisten en la actualidad. La caligrafía artística está estrechamente relacionada con el Islam. Las nuevas y las antiguas mezquitas exhiben versos bellamente grabados del Corán. El Centro Islámico expone algunas de las muestras más delicadas del trabajo de los modernos calígrafos del país.

Quizás la artesanía más característica de las Maldivas, se producen prácticamente con exclusividad en Thulhaadhoo, en el atolón de Baa. Liye Laajehun, tal como tal como se llama en Divehi, implica el proceso de dar forma y vaciar las piezas de madera para crear cajas, recipientes y objetos decorativos bellamente trabajados. Hechos con madera del laurel alejandrino local, que crece abundantemente por todo el país, presentan varias formas y tamaños; pequeños pastilleros, jarrones de diferentes tamaños, platos redondos y ovalados con tapa. Estas elegantes piezas están lacadas con hebras de resina roja, negra y amarilla y exquisitamente talladas con dibujos floreados sueltos.

Por todo el país se tejen bonitas alfombrillas rojas, siendo las más famosas las tejidas por las mujeres de Gadhdhoo en el atolón Gaafu Dhaalu. Las Thundu Kunaa, tal como se conocen en el idioma Dhivehi, tienen diversos tamaños, desde un salvamanteles hasta un felpudo del tamaño de una cama individual. Las mujeres de Gadhdoo recogen unas cañas llamadas haa en la cercana isla de Fioari. Las secan al sol y las tiñen con tintes naturales, cuyo color varía desde el beige al negro. Estas alfombrillas de dibujos abstractos son tejidas en telares manuales según la imaginación de la destreza de la tejedora.

La principal zona comercial de Malé se encuentra situada en la zona norte del puerto de Malé. Esta zona es el principal centro de comercio y es una colmena de actividad durante el día. La zona del puerto y las calles adyacentes están atiborradas de tiendas provistas de una amplia variedad de artículos. En esta zona también se encuentran la Lonja de pescado de Malé y el Mercado local, en el que se puede encontrar una amplia gama de productos locales. Mientras algunos 'dhonis' procedentes de todos los rincones del país descargan pescado seco, frutas frescas y verduras de los atolones, otros cargan desde productos alimenticios a materiales de construcción. El ritmo aumenta a media tarde cuando los ‘dhonis' de pesca empiezan a llegar con la captura del día. La captura, principalmente atún, es transportada por carretera al mercado al aire libre y se coloca sobre el suelo embaldosado. Tan pronto como llega el pescado es comprado y trasladado por hombres de cualquier condición social. El mercado está escrupulosamente limpio, y es regado y desinfectado cada día.

Las Maldivas son conocidas por su extraordinaria belleza submarina. La profusión de colores psicodélicos y la abundancia y variedad de vida bajo el mar han fascinado a submarinistas y buceadores con tubo de respiración desde que las Maldivas fueron descubiertas como destino de submarinismo. El mayor nivel de visibilidad que uno puede esperar, a veces supera los 50 metros, y unas temperaturas cálidas durante todo el año hacen que el submarinismo en las Maldivas sea un deleite que deseará experimentar una y otra vez. Las Maldivas ofrecen algunos de los mejores lugares para bucear del mundo y muchos visitan las Maldivas repetidamente con el único propósito de bucear. Todos los complejos turísticos de las Maldivas disponen de escuelas de submarinismo con monitores políglotas e imparten cursos para principiantes así como para experimentados. Muchos de los complejos turísticos disfrutan de excelentes arrecifes en su propio terreno. Unas cuantas brazadas desde la playa y los buceadores con tubo de respiración podrán experimentar los mismos placeres desde la superficie.