Cargando disponibilidad...
Ofertas de viajes y vacaciones    | ¿Necesitas Ayuda? Lu-Vi: 10-19h | Sa: 10-13:30h 915 487 444 / 619 815 019
Menu
Viajes Uzbekistan
no dejes escapar las ofertas
o encuentra otros viajes a tu medida
BUSCAR
En estos momentos no disponemos de ninguna oferta para este destino

Guía Uzbekistan

Char Minar, BujaraArtesanía UzbecaTashkentVista en conjunto SamarkandaBujaraPlaza de Registan en SamarcandaTeatro Opera TashkentTashkentTashkentTashkentUzbekistánMadrassah
Uzbekistán

Tierra de sol, de desiertos y valles fértiles, de ciudades que esconden entre sus calles peatonales leyendas de bellas princesas y cuentos de jóvenes jugando entre jardines y patios de almadrazas. Su historia más lejana nos lleva hasta la época de Ciro el Persa, en el siglo VI a. C., cuando sus antiguos pueblos nómadas, recién conquistados, fundan ciudades como Samarkanda, Bujará o Jiva, que más tarde, a lo largo de los siglos, irán siendo protagonistas y centros de gravedad de muchos de los acontecimientos que ocurrirán en Asia Central.

Clima
En Uzbekistán el clima es continental y el tiempo seco, con veranos muy cálidos (40º) e inviernos muy fríos (-10º). Hay una gran diferencia de temperaturas entre la noche y el día y entre el desierto y la montaña. Entre junio y septiembre no llueve mucho. En verano, la temperatura media oscila entre los 25 °C, con un aumento en julio y más de 30 °C en Termez. En invierno, oscila alrededor de los -10 °C, dependiendo de la región, con una temperatura que alcanza los 35 °C en la meseta de Oustiourt. En el extremo norte el invierno dura casi cinco meses. Es mejor viajar en otoño o en primavera cuando las llanuras están más bellas. En montaña, los meses de mayo a agosto son los más apropiados para el senderismo y la escalada.

Idioma
El idioma oficial es el uzbeco y ruso pero también suelen hablar inglés. CLIMA El clima es continental y el tiempo seco con veranos muy calurosos ( 40º aprox.) e inviernos muy fríos (-10º aprox.). Hay mucha diferencia entre las temperaturas del día y la noche ya que está entre desiertos y montañas.

Compras
La mayoría de las compras se realizan en los típicos bazares repartidos por todo el país y donde podremos encontrar sobre todo cerámicas, sedas, alfombras, joyas de plata y lapislázuli y especias.

Seguridad
Es un país bastante seguro aunque el Ministerio de Asuntos Exteriores desaconseja viajar a las zonas montañosas y fronterizas con Kirghizistan y Tayikistan.

Moneda
La moneda oficial es el SOM UZBEKO (UZS), se puede llevar EUR y se cambian allí directamente. Las tarjetas de crédito no son muy utilizadas pero en los hoteles de 5* o categoría media se admiten. Solamente es posible retirar dinero en efectivo en los mostradores de algunos bancos o en las oficinas de cambio de los hoteles, que a veces abren las 24 horas del día. No olvide conservar los recibos de las operaciones de cambio, es posible que se los exijan en la aduana, para poder salir del país. Por el momento, es mejor llevar dólares que la divisa europea porque son más fáciles de cambiar. Es preferible llevar dinero en efectivo antes que cheques de viaje. El cambio de divisas que se realiza en el mercado negro no es fiable, ya que las sanciones policiales pueden ser muy severas. Desde el principio, al llegar al aeropuerto, es necesario llevar dólares en billetes pequeños y medianos para pagar el taxi y poder abonar determinadas compras.

Horario
La diferencia de hora con respecto a España es de 4 horas de adelanto en invierno y 3 horas de adelanto en verano.

Electricidad
La corriente eléctrica es de 220 voltios. Los enchufes son europeos. No es  necesario adaptador.

Ropa
Desde octubre a marzo: Prendas de entretiempo y de invierno, calzado cómodo, chubasquero y paraguas. Desde abril a septiembre: Ropa ligera, zapatos cómodos, algún jersey para las noches, gafas de sol y sombrero.

Compras
Como en cualquier lugar de Asia Central, disfruta de las múltiples especias y aromas que estallan en perfumes y colores en los puestos de los bazares y de las distintas sedas de colores chillones que se venden a menudo por metros. Las alfombras forman parte del día a día de los uzbecos. Todas no están hechas a mano y las de Bujara, a menudo de gran calidad, son en realidad del vecino Turkmenistán, conocido por su habilidad en este terreno. Para comprar una alfombra hay que tener un certificado de exportación que se solicita en el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. Se pueden comprar preciosas joyas de platas, a veces con piedras preciosas pero hay que tener cuidado con las falsificaciones. Es mejor optar por las joyas embellecidas con piedras semipreciosas como el lapislázuli o sencillamente la plata cincelada. En Tashkent, la calle Khamza, detrás de la plaza Timur, está bordeada por puestos de todo tipo y pequeños restaurantes a buen precio.

Cultura
En Tashkent, cerca de la plaza de Tamerlán (Amir Temur Maydoni) y de la estación de metro Mustaquillik Maydoni, está el Museo de Historia (antiguo museo Lenin) que recuerda la historia de los pueblos de Uzbekistán. También en Tashkent, por la calle Uzbequistán, llegas al impresionante Teatro de la Ópera y del ballet Alicher Navoi, de fachada neoclásica, coronado por estalagmitas de estilo morisco.

Un poco más al sur, el Museo de Bellas Artes expone una colección de antigüedades preislámicas, estatuas budistas, pinturas murales sogdianas, una colección de artes tradicionales uzbecas y varios siglos de arte ruso.

Al este de Shpilkov puedes admirar la bella arquitectura del Museo de Artes Aplicadas, en el más puro estilo uzbeco. Entra a ver la cerámica, los instrumentos de música, las joyas y las telas.

En Samarkanda, el Museo de Historia, de la Cultura y de Bellas Artes situado cerca de Registan, alberga objetos de antiguos lugares cercanos a Termez y numerosos elementos de la cultura uzbeca.
Costumbres

Uzbekistán es un país de tradición islámica. Ello no obstante de su inmediato pasado bajo el gobierno soviético que le ha procurado un peculiar desarrollo y con el cual vivió su Revolución Industrial.

El Islam, sin embargo, aglutina un importante número de tradiciones por su fuerza religiosa. El Estado es laico, dotado de una constitución a la europea, con reconocimiento de los derechos fundamentales modernos y la implantación de un sistema presidencial bicameral. Pero si el peso de la religión parece escaso en la vida política no lo es tanto en la vida social. Es habitual terminadas las comidas que alguno de los comensales dirija unas palabras de agradecimiento a Alá en nombre de los presentes, o que al pasar por lugares sagrados, cementerios o procesiones funerales, se pase las palmas de las manos abiertas por el rostro, sin tocarse, en señal de respeto. Tampoco se come en ningún lado cerdo, aunque no existe la misma rigidez con el alcohol o el tabaco.

La familia es una institución social muy importante. Jerarquizada clásicamente, aparece el padre, el abuelo, la madre, y el primogénito con ciertos derechos debidos a su posición dentro de ella. Mientras no se case el primogénito no pueden hacerlo ninguno de sus hermanos. El abuelo y la abuela siguen siendo personas de una gran autoridad dentro de la familia. Con la caída del socialismo se entrevé una vuelta de la mujer a las labores domésticas y una función más activa del marido en el mantenimiento económico de la casa.

La vestimenta de los uzbecos es también peculiar. El traje nacional masculino se compone de un abrigo de terciopelo (jalat) azul marino y una gorra cuadrada negra con bordados blancos (tubidieika), que cubre únicamente la coronilla. El abrigo sólo se utiliza en ocasiones especiales pero la gorra es muy común y se usa con frecuencia. Las mujeres tienen un vestido amplio de seda y con mangas largas, que puede ser de distintos colores, por lo general muy llamativos como los rojos, ocres amarillos y violetas. Al contrario que los hombres muchas de ellas lo llevan a diario. También tienen un gorro, del mismo tipo que el masculino pero dorado y con bordados plateados, rojos brillantes y lentejuelas incrustadas formando florecillas u otras figuras. De uno de los lados le cuelga una coletilla de hilos.

Gastronomía
El plato nacional uzbeco se llama plov, carne de cordero mezclada con arroz y acompañada de cebolla, zanahoria, pasas y especias como el comino o el culantro por ejemplo. El plov es diferente en cada región y también se encuentra en otros países de Asia Central. Entre los otros platos comunes de la región están los shashliks o kebabs, pequeñas brochetas de carne de cordero, ternera, pollo o hígado de ave, a menudo servidas con cebolla cruda y los mantys, una clase de raviolis grandes cocidos al vapor. Prueba también la sopa de carne y de verduras llamada chorba y degusta las samsas, carne o verduras rebozadas parecidas a las samosas de la India. Saborea también las grandes tortas de pan que se venden por todas partes. Y a cualquier hora del día puedes tomar té verde o negro protegido del sol en una tchaï-khana, salón de té.

Zonas de interés

Tashkent
Es una ciudad cosmopolita con muchas zonas verdes y refrescada con numerosas fuentes. El metro es parecido al de Moscú por la arquitectura de sus estaciones. Recorrer las calles de Eski shakhar en el casco viejo, al norte del bazar de Chorsu, muy animado el fin de semana. Muy cerca está la madrasa (escuela coránica) de Barak-Khan, decorada con bellos mosaicos y caligrafías árabes y algo más abajo, antes de la avenida Navoi, la de Koukeldash que está rodeada por algunas casas del siglo XV. Por la noche, dar un paseo a lo largo de la animada calle peatonal de Khamza, detrás de la plaza Tamerlán.

Samarkanda
En el corazón de la antigua "Ciudad turquesa", no dejar de visitar el complejo monumental de Registan, plaza en la que se levantan a la derecha la madrasa Chir-Dor con una sorprendente decoración de caza de animales, a la izquierda la de Oulougbeg, un antiguo hogar cultural regional en donde se reúnen los sabios, los astrónomos y los poetas y en el medio, la gran madrasa Tillia-Kari, decorada de pinturas y dorados restaurados. Más abajo, descubre el destacado conjunto de Gur-e Mir, la tumba de

Tamerlán.
Situada detrás de la madrasa de Chir Dor, la mezquita Bibi Khanum es una de las más grandes del mundo. Más allá del paraje arqueológico de Afrassiab está el observatorio de Oulougbeg, único en su género en el siglo XV.

Bujara
Bujara entra en la ciudadela Ark, la antigua residencia fortificada de los khans de Bhukara, pasa a su patio pavimentado para ver el trono de mármol del Emir y visita la sala de las Coronaciones. Frente a la ciudadela está el maravilloso complejo Bala-Khaouz y las veinte columnas pintadas de la mezquita coronadas por capiteles de estalagmitas. En el parque Kirov se puede ver el mausoleo de Ismaël Samani, innovador del siglo X. Un poco más hacia el noreste, el mausoleo de Tchchma Ayyub coronado por una cúpula cónica, se levanta cerca de un mercado kolkhoze. En el centro, en un dédalo de callejuelas, hay diversas madrasas como las de Amir Alim Khan y Oulougbeg; paseo por los bazares y relájate en un hammam del siglo XVI.

Khiva
Los coches no pueden entrar en el recinto amurallado. Al noroeste de la ciudad está la Antigua Ciudadela Kounia Ark con su palacio, el harem, sus mezquitas y su pequeño museo. Una vez fuera, en la calle principal, se podrá admirar el mausoleo de Saïd Alaouddine del siglo XIV, cuya tumba está decorada con baldosas barnizadas de azul y blanco y motivos vegetales. Visita de la mezquita de Djouma con sus 218 columnas de madera esculpida. Detrás, el interior del mausoleo de Pahlavan Mahmoud está cubierto de azulejos. Muy cerca se levanta Tach Khaouli, el minarete más alto de Khiva, de 45 m de alto.