Reino Unido Inglaterra y Tierras Altas Escocesas
1 Escoge fecha y hotel
2 Servicios extra
3 Datos
4 Confirmación

Detalles del viaje

8 Días / 7 noches de viaje
3 almuerzos y 3 cenas. Visita de la hermosa ciudad de Edimburgo. Visita del Lago Ness. Audio individual en las visitas.
Vuelos + Traslados + Circuíto + Hoteles + Seguros de Viaje

La selección más económica
17/09/2016 Barcelona Hoteles Circuito Categoría 3*/4*
desde 1236 €

Selecciona la fecha de tu viaje

Habitación 1
septiembre 2016
LUN MAR MIÉ JUE VIE SÁB DOM 123456789101112131415161718192021222324252627282930
* precios "desde" por adulto
+ económico
Disponibilidad
Salidas y precios sujetos a disponibilidad

Más Información

--- ITINERARIO DEL VIAJE ---

Día 1.- Ciudad de origen - Londres
Salida a la hora prevista en vuelo regular hacia Londres. Llegada, traslado al hotel y tiempo libre para la primera toma de contacto con la ciudad. Alojamiento.

Día 2.- Londres
Desayuno. Dedicaremos la mañana a realizar una completa visita guiada por la ciudad, recorriendo los principales lugares de interés: Buckingham Palace, Trafalgar Square, el Parlamento de Westminster con su célebre Big Ben, Picadilly Circus, Hyde Park… son solo algunos de los atractivos que ofrece la cosmopolita capital de Inglaterra. Tarde libre para seguir disfrutando de la ciudad con posibilidad de realizar una visita guiada opcional a la célebre torre de Londres junto al Puente del Támesis. Alojamiento.

Día 3.- Londres - Cambridge - York - Leeds/Bradford (420 kms.) ( Media Pensión )
Desayuno. Viajaremos hacia el norte del país y haremos nuestra primera parada en la célebre ciudad de Cambridge, sede de una de las universidades más prestigiosas del mundo. Pasearemos por sus hermosas calles y continuaremos nuestra ruta hacia una de las ciudades más hermosas del país: York. Realizaremos una completa visita guiada y descubriremos uno de los templos catedralicios más imponentes de Europa. Tras la visita, llegada a nuestro hotel en el área de Leeds/Bradford, cena y alojamiento.

Día 4.- Leeds/Bradford - Durham - The Borders - Edimburgo (350 kms.)  
Desayuno. Salida hacia la recoleta ciudad de Durham, al norte de Inglaterra. Pasearemos por sus animadas calles para descubrir su opulenta catedral de estilo normando, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Continuaremos nuestra ruta atravesando la región de Borders, frontera natural entre Inglaterra y Escocia, hasta llegar a su capital, Edimburgo. Tarde libre. Alojamiento.

Día 5.- Edimburgo ( Media Pensión )
Desayuno. Por la mañana realizaremos una completa visita guiada por la capital escocesa, una de las más bellas de Europa, con sus rincones medievales y sus elegantes avenidas decimonónicas. Almuerzo y tarde libre con posibilidad de realizar opcionalmente una visita al Castillo de Edimburgo. Alojamiento.

Día 6.- Edimburgo - Saint Andrews - Tierras Altas (275 kms) ( Pensión Completa )
Desayuno. Salida hacia la bella ciudad de Saint Andrews. Disfrutaremos la mañana en esta localidad cuna del golf y conocida por ser una de las más bonitas del país con las ruinas de su fastuosa Catedral dominando todo el horizonte. Almuerzo y salida hacia las Tierras Altas. Descubriremos los bellos paisajes escoceses hasta llegar a una destilería del famoso whisky escocés para conocer el proceso de elaboración y realizar una degustación. Llegada a nuestro hotel de Tierras Altas, cena y alojamiento.

Día 7.- Tierras Altas - Lago Ness - Glasgow (320 kms.) ( Pensión Completa )
Desayuno. Salida hacia uno de los lagos más célebres del mundo, el Lago Ness, lleno de historia y leyenda. Recorreremos sus espectaculares orillas hasta llegar a la recoleta ciudad de Fort Augustus. Posibilidad de realizar opcionalmente un paseo en barco hasta llegar al Castillo de Urquhart, uno de los más importantes en la historia de la región. Almuerzo. Dedicaremos la tarde a recorrer esos hermosos parajes escoceses que todos tenemos en mente: la silueta del Monte Nevis, el imponente Valle de Glen Coe y las riveras del Lago Lomond, el más grande del país, nos conducen a la ciudad de Glasgow. Llegada al hotel, cena y alojamiento.

Día 8.- Glasgow-Ciudad de Origen
Desayuno. Tiempo libre hasta la hora del traslado al aeropuerto para tomar el vuelo de regreso. Llegada, fin del viaje y de nuestros servicios.
El precio incluye:
- Pasajes aéreos en vuelo regular clase turista.
- Traslados aeropuerto - hotel – aeropuerto.
- Transporte en autocar climatizado durante el circuito.
- Alojamiento en hoteles categoría turista superior/primera en habitaciones dobles con baño o ducha.
- Régimen alimenticio, 7 desayunos, 3 almuerzos y 3 cenas.
- Visitas panorámicas con guías locales de Londres, York y Edimburgo.
- Guía acompañante de habla hispana durante el circuito.
- Entradas a Destilería de Whisky con degustación.
- Audio individual en las visitas.
- Seguro de viaje Mapfre Asistencia.
No incluye:
- Entradas a museos o monumentos, bebidas, propinas.
PLAZAS LIMITADAS
Inglaterra

Es el más representativo y conocido de las cuatro naciones constituyentes del Reino Unido. Su territorio está formado geográficamente por la parte sur y central de Gran Bretaña, isla que comparte junto a Escocia y Gales, y cerca de 100 islas más pequeñas como las Islas Sorlingas y la Isla de Wight. Limita al norte con Escocia, al oeste con Gales -sus dos fronteras terrestres-, al noroeste con el mar de Irlanda, al suroeste con el mar Celta, al este con el mar del Norte y al sur con el canal de la Mancha.

Dado que Inglaterra es uno de los países constituyentes del Reino Unido, el sistema político imperante es una monarquía constitucional con un gobierno parlamentario basado en el sistema Westminster.3 No ha habido un Gobierno de Inglaterra desde 1707, cuando el Acta de Unión de ese año certificó la unión de Inglaterra con Escocia, creando el Reino de Gran Bretaña.

El Banco de Inglaterra, fundado en 1694 por el banquero escocés William Paterson, es el banco central del Reino Unido. Desde su fundación actuó como un banco privado para el Gobierno de Inglaterra y continuó con este rol para el Gobierno del Reino Unido, hasta que fue estatizado en 1946. Tiene además el monopolio en la emisión de billetes para Inglaterra y Gales de la moneda oficial de Inglaterra y de todo el Reino Unido, la libra esterlina, aunque no tiene este monopolio en Escocia e Irlanda del Norte, en donde algunos bancos tienen derecho a emitir sus propios billetes.

Con más de 51 millones de habitantes según el censo de 2001, Inglaterra es el país constitutivo más poblado del Reino Unido, contabilizando el 84% de la población total. Estas cifras convertirían a Inglaterra en el 25° país más poblado en el mundo, si fuera un estado soberano, así como también en el cuarto país por población de la Unión Europea. A su vez, con una densidad de 395 personas por kilómetro cuadrado sería el segundo estado más densamente poblado de la Unión Europea luego de Malta.

Después del anglicanismo (con el 55% de la población), la Iglesia Católica es la religión con más número de fieles, suponiendo éstos (junto con Gales) 4,2 millones de personas, aproximadamente un 7,8% de la población inglesa y galesa.

Desde la Edad Moderna la comida de Inglaterra se ha caracterizado por su sencillez de enfoque, la honestidad de sabor y una confianza en la alta calidad de los recursos naturales que se producen. Durante la Edad Media y a través de la época del Renacimiento, la cocina inglesa disfrutó de una excelente reputación, aunque tuvo un declive durante la Revolución Industrial con el paso de la urbanización de tierras y el aumento de la población. Los franceses a veces se refieren a las personas en inglés como los 'Rosbifs', un estereotipo para sugerir la cocina sofisticada y cruda de Inglaterra. Sin embargo, ha sido objeto recientemente de un renacimiento, que ha sido reconocida por los críticos gastronómicos con buenas puntuaciones en el mejor restaurante del mundo. Ejemplos tradicionales de comida inglesa incluyen: Sunday Roast un conjunto elaborado, generalmente, de carne de vaca, cordero o pollo, servidos con una variedad de verduras cocidas; el Yorkshire Pudding y Gravy. Otras comidas destacadas son el Fish&Chips y el English Breakfast, que consiste en tocino, tomate asado, pan negro frito con leche, alubias al horno, champiñones fritos, salchichas y huevos. También se suele consumir pasteles de carne como de vaca, riñón, pastel del pastor, pastel de requesón, pastel de Cornualles y el pastel de cerdo, el último de los cuales se consume frío. El estofado de Lancashire es un guiso conocido. Algunos de los quesos más populares son el Cheddar y Wensleydale. Muchos platos híbrido anglo-india incluyen curry; de estos se han creado el Pollo Tikka Masala y Balti. Los dulces ingleses incluyen: pastel de manzana, tartas de carne picada, Spotted Dick, bollos, pasteles Eccles, natillas y pudín de caramelo. Las bebidas más comunes son el té, traído de la India desde la época que los Británicos invadieron el país; por último, las bebidas alcohólicas consumidas son los vinos y cervezas inglesas (amarga, negra, fuerte y leve).

Londres

Es la capital de Inglaterra y del Reino Unido. Entre las principales atracciones de Londres, cabe destacar la Torre de Londres, las Casas del Parlamento con su Big Ben, Trafalgar Square, Abbey Road, la Abadía de Westminster, Parliament Square, Tower Bridge, Hyde Park, Regent's Park, The Mall, el Palacio de Buckingham, la Catedral de San Pablo, Piccadilly Circus, o el Castillo de Windsor.

Escocia

Es la más septentrional de las cuatro naciones constituyentes del Reino Unido. Junto con Inglaterra y Gales, forma parte de la isla de Gran Bretaña, abarcando un tercio de su superficie total; además consta de más de 790 islas. Limita al norte y oeste con el océano Atlántico; al este con el mar del Norte, al sur con Inglaterra y al suroeste con el Canal del Norte y el mar de Irlanda. El territorio escocés abarca 78.772 km2, y su población se estima en 5.116.900 habitantes, lo que da una densidad de población de 65 habitantes por km2. La capital es Edimburgo, siendo Glasgow la ciudad más grande y cuya área metropolitana concentra un 40% del total de la población escocesa.

La gastronomía de Escocia comparte muchas de las características de la cocina inglesa, pero con algunos rasgos y alimentos propios, derivados a veces de su historia y de las influencias foráneas. En general, la cocina escocesa se caracteriza por su simplicidad, empleando los productos naturales autóctonos (lácteos, carne, pescado, frutas y verduras) y renunciando a las especias y hierbas.

Algunos de los platos tradicionales escoceses son el Scotch broth o caldo escocés, hecho con cebada, carne y verduras; el porridge o papilla de avena, o los pasteles de carne, en especial el Scotch pie, relleno de carne de cordero. Algunos de estos platos, como el porridge o los oatcakes (pasteles de avena) pueden tener su origen en el carácter nómada de los escoceses originarios, que llevaban consigo siempre una bolsa de avena para poder comer. También el haggis, considerado el plato nacional escocés, pudo surgir originalmente al transportar carne en una tripa de cerdo o cordero. El haggis es similar a una morcilla, aunque con carne de cordero o incluso de ciervo, y se come tradicionalmente durante la Cena de Burns, el 25 de enero.

En los primeros años del siglo XXI, la cocina escocesa ha tenido un cierto Renacimiento: en 2006, nueve de sus restaurantes tenían alguna estrella de la Guía Michelín, y abundan los restaurantes que combinan los elementos tradicionales con las innovaciones de la cocina contemporánea. Además, todas las principales ciudades escocesas albergan restaurantes de cocina internacional (china, italiana, mexicana, india...).

La bebida internacionalmente más reconocida de Escocia es el whisky, hasta el punto de que en Estados Unidos se lo denomina simplemente Scotch, y en Inglaterra el término whisky implica su origen escocés, salvo que se indique lo contrario.

Edimburgo

Es la capital y segunda ciudad más grande de Escocia, después de Glasgow. El histórico centro de Edimburgo está dividido en dos grandes áreas por los Princes Street Gardens. Hacia el sur el panorama está dominado por el Castillo de Edimburgo, asentado en el extinguido tapón volcánico que es Castle Rock, y la larga franja que es Old Town encaminándose por su borde. Hacia el norte se encuentra Princes Street (Calle de los Príncipes) y la New Town. Los jardines fueron hechos en 1816 en lo que había sido el pantano Nor' Loch.

Hacia el oeste del castillo se encuentra el distrito financiero, que alberga edificios bancarios y de aseguradoras. Probablemente el edificio más cautivante, con su gran edificio circular hecho en arenisca, es el Centro Internacional de Conferencias de Edimburgo, o Edinburgh International Conference Centre.

La Ciudad vieja y la ciudad nueva de Edimburgo fueron declaradas patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1995