Cargando disponibilidad...
Ofertas de viajes y vacaciones    | ¿Necesitas Ayuda? Lu-Vi: 10-19h | Sa: 10-13:30h 915 487 444 / 619 815 019
Menu
Viajes Portugal
no dejes escapar las ofertas
o encuentra otros viajes a tu medida
BUSCAR

Ofertas de viajes a Portugal

Origen todos
Mes todos
  • <p>Torre de Belem</p>

    Puente de Diciembre en Lisboa

    5 días  / 4 noches de viaje del 7 al 11 de Diciembre
    Salidas desde Málaga
    Vuelos Directos + Hotel + Bus Turístico 1 día + Seguros

    Málaga De Diciembre a Diciembre
    desde 470 €
    07/12/2016 Málaga Hotel Roma
    + INFORMACIÓN

Guía Portugal

MadeiraMadeiraMadeiraMadeiraMadeiraMadeiraMadeira

MADEIRA

Madeira es un grupo de islas atlánticas pertenecientes a Portugal. Consta de dos islas habitadas, Madeira y Porto Santo, tres islas menores no habitadas, llamadas colectivamente las Desertas, y junto con el archipiélago de las Islas Salvajes (Selvagens) forma la Região Autónoma da Madeira, región autónoma portuguesa, situada aproximadamente a 580 km de la costa africana, 860 km de Lisboa, a menos de 400 km de Tenerife y 770 km de Santa Maria, la más cercana de las Azores. Constituye una región ultraperiférica de la Unión Europea.

Su capital y principal ciudad es Funchal, situada en la costa sur de la isla.

Madeira es la mayor de las islas, con una superficie de 741 km²; tiene 57 km de largo y un ancho máximo de 22 km. La isla de Porto Santo a 40 km al nordeste de Madeira, es la segunda en superficie con 42,17 km². Existen 2 grupos de islas deshabitados de mucho menor tamaño, las islas Salvajes a 250 km al sur de Madeira, y las islas Desiertas a 25 km al sureste de Funchal

La isla de Madeira es uno de los destinos turísticos más tradicionales en Europa donde miles de turistas vuelven año tras año.

Madeira no sólo ofrece un clima agradable durante todo el año y una flora y fauna maravillosas, sino que también en Madeira los índices de criminalidad son prácticamente inexistentes y se encuentra entre los destinos turísticos más seguros del mundo.

Al ver el tamaño de Madeira, uno no puede imaginarse todo lo que la isla le ofrece! Desde monumentos, plazas y calles históricos en la capital, Funchal; pasando por jardines encantadores, pueblos y aldeas pintorescos, paisajes asombrosos, cuevas volcánicas impresionantes, costas escarpadas, preciosas playas naturales y vistas imponentes, hay tanto por visitar que muy pronto se dará cuenta que no basta con una sola visita a la Isla.

Existe un gran abanico de posibilidades para satisfacer sus necesidades de ocio. El Atlántico le invita a navegar, pescar, ver delfines y ballenas, hacer esquí acuático, submarinismo y, por supuesto a nadar. Las temperaturas del agua varían de 18 a 24 grados centígrados dependiendo de la época del año. Para los entusiastas del mundo subacuático, la costa de Garajau ofrece una de las primeras reservas naturales subacuáticas Europeas.

Sumergirte en sus bosques prehistóricos, mirar desde lo alto de sus montañas o acantilados, y extasiarte ante su paisaje arrugado y siempre florido. Estos son los principales encantos de esta isla portuguesa, que está en pleno Océano Atlántico (más cerca de Marruecos: a 600 km, que de Portugal: a 1.000 km). Aquí se viene a caminar por sus más de 1.000 kilómetros de caminos, a aprovechar su viento idóneo para practicar parapente y surf, o para observar el hábitat de ballenas, delfines o la rara foca monje. Aunque eso sí, no querrás perderte otros atractivos, como pasar un día en un spa, probar su cocina, donde se funden pescados y mariscos con frutos tropicales, o escuchar fados frente a una copa de vino. Madeira es la más grande de las islas que conforman el archipiélago del mismo nombre, que nació hace 20 millones de años tras una intensa actividad volcánica.

Cuando te acercas a Funchal, la capital de Madeira, te sorprenderá la enorme extensión que ocupan sus casas, de un blanco deslumbrante, esparcidas por laderas que se precipitan hacia la bahía. Aquí viven la mitad de los habitantes de la isla (125.000). Pero salvo los edificios hoteleros de la costa, la mayoría son pequeñas casas de tejados naranjas que mantienen la uniformidad y armonía en todas las poblaciones de la isla.

La capital madeirense es una ciudad abierta y limpia, con vistas a la montaña y al mar y cubierta por abundantes jardines y plazas. En la Zona Velha, alrededor de la Sé o catedral, se concentran la mayoría de entretenimientos, ya sea para tomarte algo en alguna de sus terrazas o modernos cafés (como en el resto de Portugal, el café de Madeira es excelente.