India Circuito Norte de India y Nepal
1 Escoge fecha y hotel
2 Servicios extra
3 Datos
4 Confirmación

Detalles del viaje

Viaje de 12 días / 11 noches
Visitando Delhi, Samode, Agra, Jaipur, Amber, Fathepur Sikri, Orcha,  Khajuraho, Benarés , Kathmadú, Swayambunath y Patán.

La selección más económica
01/10/2016 Madrid Hoteles Categoría Turista
desde 1797 €

Selecciona la fecha de tu viaje

Habitación 1
* precios "desde" por adulto
+ económico
Disponibilidad
Salidas y precios sujetos a disponibilidad

Más Información

ITINERARIO

DÍA 1 España/Delhi
Llegada a Delhi y alojamiento.

DÍA 2 Delhi
Desayuno. Por la mañana visita de Jama Masjid, la mezquita más grande de la India, en pleno corazón del viejo Delhi. Más tarde nos acercamos al Raj Ghat, lugar donde fue incinerado Gandhi, para continuar con una panorámica de los edificios gubernamentales a lo largo del Raj Path y la imponente Puerta de la India. También visitaremos el impresionante Minarete de Qtub Minar de 72 mts. de altura. Para completar nuestro recorrido visitamos el Templo de Birla y el Templo Sikh.

DÍA 3 Delhi/Samode/Jaipur
Desayuno. Salida por carretera a Samode, pequeño pueblo que cuenta con un maravilloso palacio convertido en hotel, de exquisito lujo oriental. Almuerzo en el Palacio y continuación hacia Jaipur, la Ciudad Rosa donde se encuentra la emblemática fachada del Palacio de los Vientos.

DÍA 4 Jaipur/Amber/Jaipur
Desayuno. Visitaremos Amber, que desde la carretera nos brinda una imagen espectacular. Subimos hasta su palacio fortificado en elefante. Palacio pabellones están adornados con pinturas y filigranas de mármol. De regreso a Jaipur nos acercaremos al Palacio del Maharajá y a sus museos. También nos sorprenderán los colosales instrumentos del Observatorio de Jai Singh.

DÍA 5 Jaipur/Fathepur Sikri/Agra
Desayuno. Salida por la mañana hacia Fathepur Sikri, capital imperial paralizada en el tiempo. Fue la última ciudad construida por Akbar y abandonada aparentemente por falta de agua. Continuamos hacia Agra, ciudad que alternaba con Delhi la capitalidad del Imperio Mogol. Por la tarde visita del Taj Mahal, que con una perfección arquitectónica insuperable cautiva a quienes lo contemplan.

DÍA 6 Agra
Desayuno. Temprano por la mañana nos acercamos al Fuerte Rojo y sus palacios de mármol blanco, que se levantan majestuosamente a orillas del apacible río Yamuna.

DÍA 7 Agra/Orcha/Khajuraho
Media pensión. Salida en tren Shatabdi Express a Jhansi y continuación por carretera a Orcha, antigua capital de un estado  principesco que cuenta con bellos palacios y templos construidos por sus gobernadores Bundela entre los siglos XVI al XVIII. Visita del  Palacio del Raj Mahal. Después del almuerzo, continuación por carretera a Khajuraho, donde se encuentran los templos más  exquisitos de la India construidos entre los siglos X y XI por los reyes Chandela.
 
DÍA 8 Khajuraho/Benarés
Desayuno. Por la mañana visitaremos algunos de los 22 templos o nagaras que todavía quedan. Aunque presentan motivos muy diversos, las figuras más conocidas son las llamadas, mithuna que se alzan sobre elevadas plataformas. A continuación salida en avión a Benarés, la ciudad de las Mil escalinatas y además, la más sagrada de la India. Nos sentiremos más cerca de Shiva, atrapados por un ambiente que deja la una profunda huella en el visitante.

DÍA 9 Benarés/Kathmandú
Al amanecer haremos un recorrido en barca por el Ganges, donde contemplaremos a los fieles a lo largo de los ghats, purificándose y realizando sus ofrendas. A continuación daremos un paseo por el  laberinto de callejuelas de la ciudad, donde las calles son un escenario de la vida. Desayuno. Salida en avión a Kathmandú. Llegada y  alojamiento .

DÍA 10 Kathmandú / Swayambunath / Patan / Kathmandú
Desayuno. Por la mañana visita de Kathmandú. Nos acercaremos al Palacio de la Kumari. Más tarde visita a la Stupa de Swayambunath. Continuación a Patan y visita del Conjunto palaciego.

DÍA 11 Kathmandú
Desayuno. Día libre.

DÍA 12 Kathmandú / Delhi
Desayuno. Salida en avión a Delhi. Llegada y traslado al aeropuerto Internacional.

DÍA 13 Delhi/España
Salida en vuelo de regreso a España.

Nota importante: La descripción del itinerario es genérica y sujeta a  variación sin que afecte al contenido del programa.

Servicios Incluidos:
- Vuelos en clase turista
- 11 Noches en hotel en alojamiento y desayuno+ almuerzo buffet extra en Samode
- Traslados.
- Visitas/excursiones según itinerario en vehículo con aire acondicionado (excepto Nepal).
- Entradas a los monumentos.
- Guía de habla hispana durante las visitas.
- Billete de tren Agra / Jhansi en clase turista con aire acondicionado.
- Billete aéreo
- Khajurao/Varanasi/Khatmandú/Delhi en clase turista.
- Seguro básico viaje.
- Documentación.
No Incluye:
- Visados
- Propinas.
PLAZAS LIMITADAS

INDIA

A menudo se dice de India que es mucho más que un país, que se trata, en realidad, de un extenso continente con una original mezcla de paisajes, templos, culturas, religiones, lenguas y tradiciones, una tierra en la que el pasado sigue vivo.
Un viaje a este país nunca resulta indiferente, ya que nadie puede resistirse al magnetismo que impregna todos sus rincones: Delhi, capital de la India y uno de los principales accesos al país; Fatehpur  Sikri, la ciudad fantasma; Agra, población que alberga el edifico más famoso del país, el Taj Mahal; Khajuraho, un pequeño pueblo en el que destacan sus templos que escenifican las diferentes posiciones del Kamasutra y Benarés, uno de los lugares más venerados de todo el país.
La India más mágica y de vivos colores, donde los sueños de leyendas orientales todavía siguen vivos, se encuentra en el Rajasthán y sus ciudades. Su capital es Jaipur, conocida como la "Ciudad Rosada". Jodhpur, la llamada "Ciudad Azul" se extiende al borde del desierto del Thar. Jaisalmer o la "Ciudad Dorada" y Udaipur, considerada como la ciudad más romántica de todo el Rajasthán. Para los que busquen una India más desconocida, una India más cosmopolita o una India más virgen, también aquí la encontrarán.

Delhi
Es bastante improbable que la primera impresión de Delhi sea positiva, especialmente si también es la primera impresión de la India. El viajero captará seguramente la contaminación, la muchedumbre, los olores, los ruidos y el acoso constante de los pedigüeños mucho antes que los verdaderos encantos de la ciudad. Pero vale la pena perseverar, ya que la historia de Delhi es fascinante y omnipresente: los bazares de Paharganj son una estupenda introducción a la India más bohemia, la arquitectura de los monumentos de la ciudad es de lo más impresionante y, además, se come muy bien. Delhi incluye Nueva Delhi, capital del país y centro neurálgico de los itinerarios por el norte. Es una base excelente para visitar Agra y su palacio Taj Mahal, y Jaipur, con su colorido rajastaní, se encuentra a menos de cinco horas de viaje. Para llegar hasta el Himalaya, al norte, o a los ghats de Benarés, al este, hay que pasar casi siempre por Delhi. O sea, al turista no le queda más remedio que apretar los dientes, retener el aliento y lanzarse de cabeza a esta sorprendente ciudad.

Agra
El Taj Mahal, un palacio descrito como el más extravagante monumento jamás erigido por amor, se ha convertido en el emblema turístico de la India. Este conmovedor mausoleo mongol fue construido por el emperador Shah Jahan en memoria de su segunda esposa, Mumtaz Mahal, cuya muerte al dar a luz en 1631 dejó al emperador tan desconsolado que, al parecer, su pelo encaneció de la noche a la mañana. El edificio se inició aquel mismo año, si bien no se terminó hasta 1653. Por mucho que el emperador perdiera el color de su cabello, su sentido del detalle siguió siendo, por lo visto, muy agudo. La sensación de perfección que produce la arquitectura del Taj Mahal no disminuye cuando se estudia de cerca, sino que queda todavía más patente. El mármol del monumento lleva engastadas piedras semipreciosas, que forman un elaborado dibujo. Quien quiera visitar esta maravilla debe tener en cuenta que permanece cerrado los viernes para quienes no sean musulmanes. Otro atractivo importante de la ciudad es un enorme fuerte de piedra arenisca roja maciza, el Agra Fort, también a orillas del río Yamuna. Las colosales dobles murallas del edificio se elevan a más de 20 m y miden 2,5 km de perímetro. Están rodeadas por un fétido foso y contienen un laberinto de magníficas salas, mezquitas, cámaras y jardines que forman una pequeña ciudad dentro de la ciudad. Lamentablemente, no todos los edificios pueden visitarse. Por ejemplo, la mezquita de la Perla, de mármol blanco, considerada por algunos como la más hermosa de la India, permanece cerrada a los visitantes. Otras joyas mongoles que vale la pena visitar en esta zona incluyen el Itimad-ud-daulah, muchos de cuyos elementos sirvieron de modelo en la construcción del Taj Mahal, y también el Mausoleo de Akbar, en Sikandra, con una mezcla de motivos islámicos, hindúes, budistas, jainistas y cristianos, a imagen de la filosofía religiosa sincrética preconizada por Akbar. Agra está bastante cerca de Delhi (a unos 200 km) y puede, por lo tanto, visitarse en un solo día. Se encuentra en el circuito turístico más transitado, por lo que abundan los medios de transporte para llegar hasta allí: avión, autobús o ferrocarril.

Jaipur
La capital del Rajastán se conoce popularmente como la Ciudad Rosa, a causa de la tonalidad ocre rosada de sus antiguos edificios y murallas almenadas. Los rajputs, originarios de la región, asociaban el color rosa con la hospitalidad y, según se dice, pintaron la ciudad de este color con ocasión de la visita del príncipe Alfredo de Gran Bretaña, en 1853. Esta tradición y el ambiente relajado y acogedor de Jaipur siguen vigentes hoy en día. Jaipur debe su nombre, fundación y cuidadosa planificación al gran guerrero y astrónomo maharajá Jai Singh II (1699-1744), que aprovechó el debilitamiento del poder mongol para abandonar su fortaleza en las montañas, cerca de Amber, donde le faltaba espacio, y bajar hasta las tierras bajas en 1727. Construyó las murallas de la ciudad y sus seis bloques rectangulares con la ayuda del Shilpa-Shastra, un antiguo tratado de arquitectura hindú. Es una localidad llena de colorido, y bajo la luz del atardecer irradia un mágico y cálido resplandor. Cuenta con 1,5 millones de habitantes, y se ha extendido más allá de sus confines fortificados originales, pero la mayoría de sus atractivos se encuentran concentrados en la ciudad rosa amurallada, al noreste de la urbe. Las murallas conservan todas sus siete puertas originales, una de las cuales lleva hasta el Johari Bazaar, el famoso mercado de los joyeros. El monumento más obvio es el Iswari Minar Swarga Sul, un minarete construido para dominar la ciudad, aunque la imagen más impresionante es el asombroso trabajo artístico de la fachada de cinco pisos del Hawa Mahal, o palacio de los vientos. Fue construido en 1799 para que las damas de la casa real pudieran contemplar la vida en las calles y las procesiones, y forma parte del conjunto palaciego que constituye el corazón de la ciudad vieja. Muchas líneas aéreas internacionales han establecido sus oficinas en Jaipur Towers, mientras que para los vuelos nacionales resulta más fácil reservar billete en cualquiera de las grandes agencias de turismo. Hay vuelos diarios hacia Delhi, y la mayoría siguen viaje hasta Bombay vía Jodhpur, Udaipur y Aurangabad. El Sistema de Transporte del Rajastán cubre las principales ciudades de dicho estado, así como los servicios privados de lujo. El tren comunica también la mayoría de estos destinos.

Amber.
Debe su celebridad a su palacio-fortaleza cuya construcción se inició en 1.592 bajo los auspicios del rajá Man Singh, jefe rajput del ejército de Akbar. Posteriormente ampliado por la dinastía de los Jai Singh, se trata de un soberbio ejemplo de la arquitectura rajput que cuenta con una posición privilegiada en la falda de una colina.

Benarés (Varanasi).
También llamada"Kashi" (ciudad de la luz) es la ciudad santa por excelencia del hinduismo y una de las más antiguas del mundo. Todo hindú tiene que visitar una vez en su vida la ciudad de Benarés y hacer las abluciones en los ghats (escalinatas de piedra que bajan hasta el río), que cubren la orilla izquierda del Ganges y en los que, a cualquier hora del día y especialmente en las horas anteriores a la salida del sol, se pueden encontrar encontrar miles de peregrinos bañándose, rezando y meditando.

Pushkar.
Se extiende a orillas del lago del mismo nombre, sobre el que se encuentran numerosos ghats y templos. Se trata de un importante centro de peregrinación religiosa para los hindúes, que debe también su celebridad a la gigantesca feria de camellos y ganado que tiene lugar cada año durante la luna llena entre los meses de Octubre y Noviembre.

Madrás (Chennai).
Es la puerta de entrada al sur de la India y capital del estado de Tamil Nadu. Fundada a mediados del siglo XVII por los británicos, con el tiempo se ha convertido no tan sólo en el centro comercial del sur, sino también en un importante enclave cultural. Resulta interesante visitar en la ciudad el Fuerte St. Georges; el Templo de Kapalishwara, la catedral de St. Thomas, etc.

Calcuta (Kolkata).
Es una creación mayormente británica que se remonta a tan sólo 300 años atrás y que fue capital de la India británica hasta comienzos del siglo XX. Entre los lugares que merecen una visita, se hallan el Puente de Howrah, el Victoria Memorial, el Monumento de Ochterlony y el Templo de Kali.

Bombay (Mumbai).
 Capital del estado de Maharastra, es una ciudad trepidante, cosmopolita y moderna
Cabe destacar la Puerta de la India, un arco de triunfo edificado en estilogujarati en 1.911; el Museo Príncipe de Gales, con secciones de arte, pintura, arqueología e historia natural; Marina Drive, un paseo que bordea Back Bay desde el que contemplar los espectaculares atardeceres de la ciudad y el Templo de Mahlaxmi, el más antiguo de la ciudad, consagrado a la diosa de la riqueza.

Kerala
Kerala está limitado por el mar arábico al oeste y los Ghates Occidentales al este. Los estados vecinos son el de Karnataka y Tamil Nadu. Mahe, parte del territorio de la unión de Pondichery, está situado en el interior de Kerala. Geográficamente, Kerala está dividido en tres regiones: las tierras altas o zonas montañosas; las tierras medias o de colinas; y las tierras bajas o zonas costeras. El estado está atravesado por 44 ríos. Algunos de ellos son pequeños arroyos que se llenan únicamente durante el periodo del  monzón. Kerala es un destino muy popular para los turistas, tanto los nacionales como los extranjeros.
Entre las principales atracciones turísticas del estado destacan sus playas, alguna de belleza especial como las de Kovalam o la de Varkala. Kerala tiene también estaciones de montaña como las de Ponmudi y Munnar. Destacan también las reservas de vida salvaje como la de Periyar y los Backwaters, lagunas de gran belleza entre las que destacan las de Alleppey y Kumarakom. Algunos edificios del estado merecen también una visita como el Palacio de Padmanabha Puram.

Documentación
Pasaporte español con validez mínima de 6 meses, más visado de entrada (no incluido en el precio del viaje). Para su tramitación son necesarias 3 fotografías y un formulario.

Electricidad
La corriente eléctrica es de 220 voltios, siendo necesario en la mayoría de las ocasiones el uso de un adaptador como los utilizados en España para las tomas de fuerza.

Gastronomía
El inolvidable aroma de la India está impregnado del olor de las especias, muy importantes en la cocina local, sobre todo para la preparación del curry. Pueden llegarse a contar más de veinticinco clases diferentes, además de las utilizadas menos comúnmente. Como aperitivo podrá degustar "samosas" empanadas de verdura y "pacoras" verduras rebozadas. Uno de los platos principales es el curry, que puede combinarse con pollo, huevos, verduras, pescado, etc., de sabor picante y que siempre se acompaña con arroz. Una de las excepciones, en cuanto a la utilización de las especias se refiere, es el "dhal", una exquisita sopa de lentejas, guisantes o judías verdes. Un buen complemento para estos platos es el pan del que existen numerosas variedades como los "chapatis" y el "Nan". Para finalizar los almuerzos o las cenas, sugerimos un buen postre a base de leche, el famoso "lassi" batido de yogur, o pudding de arroz.

Indumentaria
Recomendamos utilizar ropa ligera, de tejidos naturales. Si visita el norte de la India es recomendable utilizar ropa liviana de lana para el anochecer. Asimismo, resulta imprescindible la utilización de calzado cómodo. En mezquitas y templos no se permiten pantalones cortos o faldas por encima de la rodilla y se requiere entrar sin zapatos, por lo que le sugerimos llevar un pareo o pañuelo grande y calcetines.

Visados:
En la actualidad se extienden visados turísticos de seis meses para múltiples entradas y salidas a los ciudadanos de la mayoría de naciones, aunque éstos no tengan la intención de realizar una estancia tan larga ni de marcharse y volver al país. Conviene comprobar si es válido desde el día de entrada o desde el de expedición.
Hora local: GMT + 5 ½ horas

Condiciones sanitarias:
Existe riesgo de cólera, dengue, disentería, hepatitis, malaria, meningitis (sólo en las zonas de senderismo) y tifus. Muchas de las principales ciudades de la India están altamente contaminadas, y los viajeros con problemas respiratorios deberán tomar las precauciones adecuadas.

NEPAL
La República Federal Democrática de Nepal es un país sin salida al mar de Asia meridional. Geográficamente se encuentra ubicado en el Himalaya, rodeado por el norte por la República Popular China y en el sur por la India. Se encuentra separado del Reino de Bután por el estado indio de Sikkim, por el llamado Corredor de Siliguri. La naturaleza montañosa del país hace que en su territorio se encuentren las cumbres más altas de la Tierra, en especial el Monte Everest, así como buena parte de los llamados ochomil. La moderna nación nepalesa se configura como tal desde la Unificación de las regiones bajo la dirección e influencia del rey gurkha Prithvi Narayan, el 21 de diciembre de 1768. Hasta el año 2006 Nepal era el único estado del mundo con el hinduismo como religión oficial. Desde el ocaso de la monarquía, el país se transformó en un estado secular. Su historia reciente ha estado marcada por una sangrienta guerra civil que finalizó con el triunfo de los rebeldes maoistas del PCN-M, el establecimiento de un gobierno de unidad nacional y la convocatoria a una Asamblea Constituyente. Este último órgano proclamó el 28 de mayo de 2008 el establecimiento de una república federal democrática, que puso término a más de 240 años de monarquía. Nepal es considerado un estado multicultural, multilingüe y secular. Pese a ser un pequeño estado, comparado con sus enormes vecinos, el país cuenta con una amplia y diversa variedad de territorios, que se extienden desde las planicies selváticas húmedas del Terai, hasta las más altas y gélidas cumbres de la tierra. El pueblo nepalí es principalmente hinduista, pese a contar con una antigua y profunda tradición budista, centrada en la localidad de Lumbini, lugar de nacimiento del Buda Gautama. Buena parte de la población se concentra en el valle y la ciudad de Katmandú, capital del Estado. El idioma oficial es el nepalí, la moneda oficial es la rupia nepalesa, y la bandera tiene la peculiaridad de ser la única de un país que no tiene forma de cuadrilátero. Nepal es un rectángulo de unos 600 por unos 200 km de ancho, con un área de 147.181  km². Su territorio es normalmente dividido en tres zonas: la montaña, las colinas y la zonas del Terai. Estos anillos ecológicos expandidos en dirección este - oeste es cortado por la cuenca de los varios rios que nacen en las montañas. La región del Terai en la frontera con la India, es parte de la cuenca de los ríos Ganges e Indo. Estos nacen y son alimentados por tres grandes afluentes: el Dudh Kosi, el Narayani y el Karnali. Esta zona es cálida y húmeda. La región de la colinas (Pahar, en nepalés) linda con las montañas, y su altura varía entre los 1000 y los 4000 m de altura. Dos cordilleras de baja altura, el Mahabharat Lekh (también conocido como el "Pequeño Himalaya") y las Colinas Shiwalik (o "Cordillera de Churia") dominan la región. Este pequeño cinturón de colinas abarca el valle de Katmandú, el más fértil y urbanizado de los valles transversales. A pesar de su aislamiento geográfico y su escaso potencial económico, la región ha sido el centro cultural y político de Nepal. A diferencia de los valles, las zonas sobre 2500 metros está escasamente habitada. La región de las montañas contiene el punto más alto sobre la tierra, el Monte Everest (Sagarmatha en nepalés), en la frontera con China, alcanzando los 8844 metros, según la Oficina Estatal de Topografía y Cartografía China (en 2005) o los 8850 metros según un estudio realizado por científicos estadounidenses (en 1999). Ocho de las diez montañas más altas sobre la Tierra se ubican en el reino. El más grave problema de la zona es deforestación, que trae consigo la erosión y la degradación de los ecosistemas.

Clima
Nepal tiene cinco zonas climáticas, estrechamente vinculadas con la altura del territorio. La zona tropical y sub-tropical están bajo los 1.200 metros. El clima templado se enmarca entre los 1.200 y los 2.400 m, mientras que la zona fría está entre los 2.400 y 3.600 metros. La zona subártica abarca entre los 3.600 y los 4.400, mientras que desde esta última altura comprende la zona ártica. Nepal tiene cinco estaciones, el verano, el monzón, el otoño, el invierno y la primavera.

Fauna 
Situado en la gran llanura aluvial de Terai, el Parque Nacional de Chitwan, en el sur del país, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Esta antigua reserva real cuenta, entre otros, con más de 400 rinocerontes indios, más de 450 especies de aves, leopardos de las nieves, osos, monos, cocodrilos y delfines del Ganges. Una fauna excepcional que descubrirás a lomos de un elefante, entre la jungla y la sabana. El Parque de Sagarmatha, en la región de Khumbu, abarca una gran parte del macizo del Everest. En él se encuentran las principales especies de caprinos y los antílopes tibetanos. En el norte del país, junto a la frontera con el Tibet, el Parque de Langtang es una zona habitada por osos, gamos y leopardos de las nieves. Estos felinos, que viven en cotas elevadas, también se encuentran en la región del Dolpo, el Parque Natural más extenso de Nepal, al igual que los yaks salvajes y una especie ovina característica de Pamir. El Parque de Bardia, un lugar situado en el suroeste del país, perfecto para la observación de animales, es conocido por los tigres reales de Bengala (de los que Nepal posee unos 200 ejemplares), los elefantes salvajes y los cocodrilos gigantes.

Flora
En Nepal crecen más de 6.500 variedades de flores. Las ofrendas y los collares de ceremonia se adornan con magnolias, jazmines, camelias, dalias, alhelíes e hibiscos. Sólo por ver cómo florecen las jacarandas, los flamboyanes y las flores rojas del bombax de Malabar, muy común en la región de Terai, merece la pena visitar Nepal en primavera. En las gargantas del Himalaya y bajo la húmeda cúpula de sus junglas, crecen más de 100 especies de orquídeas. Las más bellas se encuentran reunidas en el Real Jardín Botánico de Godavari (en el valle de Katmandú), que también cuenta con una impresionante colección de helechos. Para admirar los sublimes bosques de rododendros (el árbol nacional), es necesario ir hasta la reserva de Shivapuri, a las puertas de Katmandú. Por su parte, el gigantesco pipal, con sus hojas en forma de corazón, y la higuera de Bengala, cuyas raíces cuelgan de sus ramas, poseen el estatus de árboles sagrados, ya que Buda fue iluminado bajo el follaje de uno de ellos.

Demografía
En julio del año 2005 Nepal tenía una población de 27.676.547 personas, con una tasa de crecimiento de 2.2%. El 39% de los habitantes era menor de 14 años, el 57,3% tenía entre 15 y 64, y el 3,7% más de 65. La edad media es de 20,07 años (19,91 entre los hombres y 20,24 entre las mujeres). El índice de masculinidad señalaba 1.060 hombres por cada 1.000 mujeres. La expectativa de vida es de 59,8 años (60,9 para los hombre y 59,5 para las mujeres), y el índice de alfabetización es 45,2% (62,7% de los hombre contra el 27,6% de las mujeres).