Grecia Viajes a Creta - Todo Incluido
1 Escoge fecha y hotel
2 Servicios extra
3 Datos
4 Confirmación

Detalles del viaje

6 días / 5 noches de viaje
Estancias en régimen de Todo Incluido. Posibilidad de ampliar noches, (Consultar).
Vuelos + Hoteles + Traslados + Segurosde Viaje

La selección más económica
29/10/2015 Madrid Hotel Hersonissos Maris 4*
desde 688 €

Selecciona la fecha de tu viaje

Habitación 1
septiembre 2016
LUN MAR MIÉ JUE VIE SÁB DOM 123456789101112131415161718192021222324252627282930
* precios "desde" por adulto
+ económico
Disponibilidad
Salidas y precios sujetos a disponibilidad

Más Información

- ITINERARIO DEL VIAJE -

Día 1 : Ciudad de Origen - Creta
Salida del vuelo con destino a Creta. Vuelos vía Atenas. Llegada y traslado al hotel. Alojamiento en hotel seleccionado.

Días Intermedios : Creta
Estancia en la isla de Corfú en hotel seleccionado en régimen de Todo Incluido.

Día 6 : Creta - Ciudad de Origen
A la hora indicada por nuestros guias recogida en el hotel para realizar el traslado al aeropuerto. Regreso a la ciudad de origen vía Atenas. Llegada y fin de nuestros servicios.

Es posible añadir noches extra en Creta. En caso de estar interesados en añadir noches rogamos consultar

Nuestro precio incluye:
- Vuelos internacionales con la compañía Aegean Airlines en clase J y domésticos a Corfú en clase Q (turista)
- Traslados aeropuerto - hotel - aeropuerto
- 5 noches de  alojamiento en hotel elegido en Todo Incluido
- Seguro básico de viaje
No incluido:
- Propinas: a su discreción.
PLAZAS LIMITADAS

Creta (en griego Κρήτη / Kriti) es una isla situada en el mar Egeo, la isla más grande de Grecia y la quinta en tamaño del mar Mediterráneo, también conocida hasta inicios del siglo XX con el nombre de Candia.

Creta es una isla que presenta cotas cercanas a los 2.500 metros en el Monte Ida (2.460 metros) y en Levká Óri (2.452) y una altitud media de más de 200 metros en gran parte de la superficie de la isla. Su relieve está configurado en gran medida por la actividad sísmica, responsable de sus 1.040 kilómetros de recortadas costas y de sus llanuras fragmentadas.

Su río más importante es el Mesara. Entre sus golfos sobresalen el de Mira bello (Mirampéllou), el Chanión (Khanión), y las bahías de Mesara y de Almyroú. Sus cabos más importantes son el Spátha (Ákra Spánta), el Líthinon (Ákra Lithino), el Stavros y el Sideros (Ákra Sideros).

Su clima es mediterráneo, pero el norte es más húmedo que el sur debido a la menor incidencia de los rayos solares (vertiente de umbría al norte y de solana al sur); también la zona oeste (vertiente de barlovento) es más húmeda que la oriental. La forma alargada de la isla (265 kilómetros de longitud) da origen a un defícit hídrico en la zona oriental debido a que se encuentra a sotavento de los vientos del oeste.

Su vegetación es la típica del clima mediterráneo, encontrándose muy degradada por la acción humana. Entre la vegetación arbórea se encuentran el ciprés y el castaño; en la arbustiva las plantas aromáticas típicas del clima: salvia, tomillo y orégano. También están presentes enebros, retamas, adelfas y mirtos. En la antiguedad fue llamada como "la isla de los olivos", por la gran extensión de estos árboles y su cultivo.

Isla de magia y misterio, Creta enamora por su rica y tubulenta historia y las huellas que las distintas civilizaciones han ido dejando a su paso; por sus contrastes paisajísticos, desde el accidentado y rocoso norte, lleno de acantilados y ciudades que miran al mar como Iraklion, la capital, Chania, Rehtimnon, hasta las solitarias calas y las playas prácticamente vírgenes del sur; y por la cercanía de su gente, que invitan a saborear una charla en el interior de una taberna con un vaso de vino tinto y unas olivas.

Acercarse a esta isla es encontrarse cara a cara con el pasado, es sentirse anclado fuera del tiempo en esta isla de marineros y pescadores, donde sorprende el color del mar, de un azul tan intenso que parece irreal y donde disfrutar de cada amanecer es un regalo para los sentidos que no hay que perderse.

Creta tiene rincones muy interesantes que no pueden pasarse por alto. El primero de ellos está cerca de Heraklion, la capital, y no es otro que el Palacio de Knossos, imprescindible en cualquier cámara de fotos como un buen recuerdo de la civilización minoica, una de las primeras de la antiguedad.

Después de pasar por los encantadores pueblos costeros de Sísi y Malia, cercanos a un espléndico palacio real, puede conocer la cueva de Mílatos, donde el féretro lleno de huesos recuerda a los muertos de la Guerra de Independencia contra los turcos en 1823. Siguiendo hacia el este de la isla se encuentra Agios Nikolaos, en la que no se puede dejar de visitar su iglesia, una de las más antiguas de toda Creta, perfectamente encuadrada en el encantador paisaje protagonizado por el lago Almini formado tras el hundimiento de un volcán.

En la zona oeste la isla también hay lugares de gran interés como la cueva de Ida en la que según la mitología se crió Zeus, y el pueblo de Rethymno donde es todo un placer pasear por sus callejuelas de ambiente medieval. En su casco antiguo de un homenaje a su paladar en la Taverna O Gounos, donde, además de disfrutar de platos tradicionales, se puede escuchar música en directo.

Si lo que quiere es algo más de vida nocturna, en el el pueblo de Hersonissos, a 25 kilómetros al este de Heraklion; de día, magníficas playas y deportes acuáticos y, de noche, una incesante "marcha" con discotecas y pubs tan concurridos como Camelot, Tiger o Amnesia.