Cargando disponibilidad...
Ofertas de viajes y vacaciones    | ¿Necesitas Ayuda? Lu-Vi: 10-19h | Sa: 10-13:30h 915 487 444 / 619 815 019
Menu
Viajes Francia
no dejes escapar las ofertas
o encuentra otros viajes a tu medida
BUSCAR

Ofertas de viajes a Francia

Origen todos
Mes todos
  • Paris

    Puente de Diciembre Paris desde Madrid

    4 días / 3 noches de viaje. Del 8 al 11 de Diciembre
    La magia de la Ciudad de la Luz es tan grande que sigue siendo uno de los primeros destinos turísticos del mundo. Y uno de los centros económicos más importantes de Europa. Sus museos, su arquitectura, su ambiente, su gastronomía, su shopping….
    Vuelos Directos + Traslados +  Hotel + Seguro


    Madrid De Diciembre a Diciembre
    desde 322 €
    08/12/2016 Madrid
    + INFORMACIÓN

Guía Francia

ParisParisCastillo de ChambordCastillo de ChenonceauxCastillo de Blois

PARIS
París es la capital de Francia y de la región de Isla de Francia. Constituida en la única comuna unidepartamental del país, está situada a ambos márgenes de un largo meandro del río Sena, en el centro de la Cuenca parisina, entre la confluencia del río Marne y el Sena aguas arriba, y el Oise y el Sena aguas abajo.

La región de París (Isla de Francia) es, junto con Londres, el centro económico más importante de Europa.

La ciudad es el destino turístico más popular del mundo, con más de 26 millones de visitantes extranjeros por año. Suele considerarse como la ciudad más hermosa, elegante y espectacular del mundo por contar con muchos de los monumentos más famosos y admirados del orbe: la Torre Eiffel, la Catedral de Notre-Dame, los Campos Elíseos, el Arco de Triunfo, la Basílica del Sacré Cœur, de Los Inválidos, el Panteón, el Arco de la Defensa, la Ópera Garnier o el barrio de Montmartre, entre otros. También alberga instituciones de reconocimiento mundial: el Louvre, el Museo de Orsay y el Museo Nacional de Historia Natural de Francia.


CASTILLOS DEL LOIRA
Están situados en la región Centro (Turena, Blésois, Orléanais, Berry (Francia)), pero también en el País del Loira (Anjou), los castillos del Loira fueron edificados la mayor parte o fuertemente reconstruidos en el Renacimiento francés, en un momento en que el poder real estaba situado en las riberas del río Loira, de sus afluentes (Indre, Cher, Vienne, Maine y Loir) o en sus proximidades (siglos XV-XVI). La mayor parte de los castillos tienen sin embargo sus orígenes en la Edad Media de la que conservan trazas arquitectónicas importantes. Habitualmente, se consideran unos 42 castillos que pueden ser llamados «Castillos del Loira».

La concentración de monumentos en esta región ha justificado la declaración del «Valle del Loira» como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, entre Sully-sur-Loire (Loiret) y Chalonnes-sur-Loire (Maine-et-Loire).

El castillo de Chenonceau (en francés, château de Chenonceau), también conocido como el castillo de las mujeres, es un castillo de estilo residencial del siglo XVI situado en la comuna francesa de Chenonceaux, en el departamento de Indre-et-Loire, y que forma parte de la serie de castillos comúnmente conocidos como castillos del Loira.

Por otra parte, se trata del Monumento Histórico en manos privadas más visitado de toda Francia, e incluye varios jardines, un parque y una plantación vitivinícola.

El castillo, que sustituyó a otro anterior, no sólo posee importancia en tanto que obra de arte, sino que además ha gozado de una activa presencia en la Historia de Francia.

El castillo de Blois, situado en el departamento de Loir-et-Cher, forma parte de los Castillos del Loira. Fue la residencia de diferentes reyes de Francia. Juana de Arco fue bendecida en él por el arzobispo de Reims antes de su partida para llevar a cabo el asedio de Orleans.

El Castillo Real de Chambord, en la región de los Países del Loira, es uno de los castillos más reconocibles en el mundo debido a su arquitectura renacentista francesa muy distintiva que mezcla formas tradicionales medievales con estructuras clásicas italianas.

Es el castillo más grande de los Castillos del Loira, pero fue construido para servir sólo como un pabellón de caza para el Rey Francisco I, quien mantuvo sus residencias reales en el Castillo de Blois y en el Castillo de Amboise.