Canarias Viajes a Lanzarote
1 Escoge fecha y hotel
2 Servicios extra
3 Datos
4 Confirmación

Detalles del viaje

Viajes desde 4 a 14 noches
Alterna la variedad de paisajes de volcanes y de preciosas playas de arena fina. No dejes pasar la oportunidad de conocer esta isla declarada Reserva de la Biosfera de la Unesco. 
Incluye Vuelos +Hotel+Traslados+Seguro de Viaje+ Maletas

La selección más económica
06/10/2015 Madrid
desde 319 €

Selecciona la fecha de tu viaje

Habitación 1

Más Información

ITINERARIO DEL VIAJE

DÍA 1
Presentación el el aeropuerto 2 horas antes de la salida del vuelo
Llegada, trámites de aeropuerto y traslado al hotel.

DÍAS ITERMEDIOS
Días libres en Lanzarote, con posibilidad de realizar excursiones opcionales que te ofrecerán nuestros representantes a la llegada.

ÚLTIMO DÍA
A la hora indicada recogida en el hotel para hacer el traslado al aeropuerto, salida del vuelo.
Llegada a la ciudad de origen y fin de nuestros servicios.

INCLUYE
- Vuelos directos ida y vuelta
- 1 Maleta de 20kg x persona + bolso de mano de 10kg
- Estancia en hotel y régimen y noches seleccionadas
- Traslados Aeropuerto/Hotel/Aeropuerto
- Asistencia en destino
- Seguro básico de viaje
Precios por persona en base a habitaciones dobles, otras ocupaciones consultar
PLAZAS LIMITADAS

Lanzarote es una isla del archipiélago canario (España), en el Océano Atlántico, frente a las costas del sur de Marruecos. Pertenece a la provincia de Las Palmas. Su capital es Arrecife.

Es la más oriental del archipiélago y se identifica con el manto volcánico que se extiende a lo largo de gran parte de su superficie debido a la gran actividad volcánica de principios del siglo XVIII.

Se encuentran a una distancia de 1000 km de la península ibérica y a 140 de la costa africana. Tiene una superficie de 845,93 km² y una población de 132.366 habitantes (INE, enero de 2007), siendo los nativos de la isla casi la mitad de los llegados desde otros lugares. Junto a la isla se encuentran los islotes o islas menores de Alegranza, La Graciosa, Montaña Clara, Roque del Este y Roque del Oeste.

Las Peñas del Chache con 670 m de altitud es el pico más elevado de la isla. También Lanzarote posee el Parque Nacional de Timanfaya y la isla está bajo la protección de Reserva de la Biosfera de la Unesco. Tiene el túnel volcánico submarino más largo del mundo, el llamado Túnel de la Atlántida.

La isla cuenta con el Aeropuerto de Lanzarote-Guacimeta, en el municipio de San Bartolomé; así como con los puertos marítimos: Puerto de los Mármoles en el municipio de Arrecife, y el puerto de Playa Blanca en el municipio de Yaiza.

Se caracterizada por la gran cantidad de volcanes y preciosas playas que posee. Declarada Reserva de la Biosfera de la Unesco. Destaca el Parque Nacional de Timanfaya.

Las temperaturas máximas en Lanzarote oscilan entre 22° y 25°, las mínimas no descienden de 12° en invierno y la media de precipitaciones es de unos 200 mm anuales. Las precipitaciones varían de los 250 mm en Famara a tan sólo 50 mm en la zona de la Costa del Rubicón. El clima es mucho más templado de lo que correspondería por su latitud geográfica. Hay dos elementos climáticos que determinan la benignidad atmosférica: los alisios y la corriente fría de Canarias. El viento es prácticamente permanente en la isla. En los meses de verano pueden presentarse tormentas de viento con arena procedentes del desierto o siroco (también llamado calima en Canarias), con temperaturas de hasta 46° (2004) y visibilidad muy reducida.

Lanzarote está inmersa en la zona climática cálida y seca que se corresponde con su latitud, incluida en el cinturón de altas presiones subtropicales. Su clima es subdesértico, se caracteriza por tener un régimen pluviométrico escaso (pluviosidad menor a 200 mm anuales), atribuible fundamentalmente a la especial orografía de la isla, ya que su escasa altura impide la retención de la humedad que contienen los vientos alisios, con excepción de las zonas más altas (Los Ajaches y los Riscos de Famara). Esta característica impide la existencia de lluvias orográficas, tan abundantes en las islas occidentales, ya que no existen obstáculos montañosos de envergadura que puedan detener el llamado «mar de nubes».